Asociación Argentina de Criadores de Caballos Appaloosa

Historia de la Raza


Estos caballos tienen raices en la prehistoria, cuando el hombre primitivo los dibujaba de piel moteada en las paredes de sus cuevas. También se los vio en el arte chino y en el persa. Una teoría sobre el origen del Appaloosa en América sostiene que fue importado del Cercano Oriente o de España a comienzos del siglo XVII y que fueron capturados por los indios.

La cría selectiva de la raza Appaloosa se debe a los indios Nez Percé de los estados de Washington, Oregon e Idaho, en el noroeste americano convertidos en expertos criadores, produciendo animales veloces, ágiles y con gran capacidad de resistencia.

Sus caballos tenían que ser capaces de soportar los rigores de viajar y cazar en las montañas, pero también tenían que ser bastante mansos y prácticos para la vida doméstica en el campamento.

Los caballos acompañaron a los indios llaneros hacia el norte del continente norteamericano y cerca de 1730 aparecieron en el territorio de los Nez Percé. Durante la exploración del oeste Americano se cree que los Nez Percé eran los únicos que tenían caballos pintados en gran cantidad.

En 1871, después de una guerra territorial con los colonos de raza blanca, los Nez Percé perdieron sus caballos, la mayoría murieron o pasaron a manos de la caballería americana, muchos se castraron, otros se volvieron salvajes; los sobrevivientes se cruzaron, hasta que, en 1930, el Appaloosa Nez Percé había desaparecido.

Fue entonces, cuando Claude Thompson, un productor de Oregon, se interesó por la preservación de la raza. Adquiríó caballos por todo el país, e inició un sistema de cría de selección empleando ejemplares árabes,cuarto de milla y SPC para refinar el tipo.